30.7 C
Villa Ángela
sábado, 20 abril, 2024
Más

    últimos

    En diciembre los consumidores pagaron 3,4 veces más de lo que recibió el productor

    Hay una tendencia a que se achique la brecha, pero el contexto de sequía y la estacionalidad podrían generar volatilidad en los precios finales.

    Según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), elaborado por el sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y publicado ayer en el sitio web de la entidad, en diciembre los precios de los productos agropecuarios se incrementaron 3,4 veces desde que salieron del campo hasta que llegaron a las góndolas.

    Se marca así un leve descenso respecto de la brecha de 3,6 veces registrada en noviembre de 2022. En promedio, el mes pasado la participación del productor en el precio final de venta fue del 26,7%. Los productores de papa obtuvieron la mayor participación (49,4%), mientras que la más baja ocurrió en la zanahoria (10,1%).

    PRODUCTOS FRUTIHORTÍCOLAS Y GANADEROS

    Al desglosar las variables que componen el índice, entre los ítemes de origen frutihortícola se ha observado que los precios de las 19 frutas y hortalizas que integran la canasta del IPOD se multiplicaron por 4,3 veces en diciembre, por lo que el consumidor pagó $4,3 por cada $1 que recibió el productor frutihortícola.

    Y por los cinco productos y subproductos ganaderos que componen la canasta IPOD, el consumidor abonó tres veces más de lo que recibió el productor.

    MAYORES Y MENORES BRECHAS DE DICIEMBRE

    El informe destaca que los cinco productos que presentaron mayor diferencia entre los precios de origen y destino se encuentran la zanahoria (9,9 veces), la manzana roja (8,8), el zapallito (8,4), la pera (7,8) y la mandarina (6,7 veces).

    Respecto de las hortalizas, la zanahoria fue el producto con mayor brecha entre el productor y el consumidor, registrando un aumento mensual del 93% en los precios de origen -debido a un reacomodamiento de precios ante una suba de costos de producción- y un aumento del 40% en góndola.

    El zapallito , por su parte, mostró una suba del 0,5% en los precios al productor, mientras en destino se observó una suba del 5%.

    En relación con las tres frutas, el precio de la manzana roja subió 10% en origen y tuvo un aumento del 15% en góndola; la pera mostró una caída en los precios al productor del 2,1% y una suba del 13% a nivel del consumidor, y la mandarina registró un aumento del precio mensual del 2,4% en origen, mientras que en destino fue del 32,5% -a causa de una menor oferta por finalización de la temporada de producción-.

    Entre los productos que presentaron menor diferencia entre el precio que recibió el productor y el que pagó el consumidor se encuentran dos alimentos de origen animal y tres frutihortícolas.

    La baja brecha entre origen y destino de productos y subproductos ganaderos se debió a que los huevos (2,2 veces) y el pollo (2,3), por lo general, tienen sistemas de producción integrados, lo que significa que todos los actores de sus respectivas cadenas de valor son parte del riesgo del negocio.

    En el caso de la papa (2 veces) -el producto con la brecha más baja del mes- los precios al productor aumentaron un 54,9% -fruto de la fuerte demanda por parte del sector industrial, la que quitó volumen al mercado doméstico, sumada a una merma por sequía en el norte del país- y al consumidor, un 10%.

    Cabe destacar que este producto es la hortaliza de mayor consumo en la mesa diaria de los argentinos, por lo que posee un gran impacto en el IPOD.

    Los precios de la berenjena (2,3 veces), por su parte, no registraron variaciones en origen, pero en destino se observó una caída del 7%. Por último, la frutilla (2,4 veces) marcó un incremento mensual de los precios al productor del 19%, mientras que en destino el aumento llegó al 25%.

    SOBRE EL IPOD El IPOD

    es un indicador elaborado para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces los precios de los productos agropecuarios desde que salen del campo hasta que llegan al consumidor.

    Estas distorsiones son muy dispares según producto, región, forma de comercialización y época del año.

    En general, las diferencias se deben a un conjunto de factores, tanto endógenos como exógenos: los especulativos, adoptados por diferentes actores de la cadena de valor; la estacionalidad y las adversidades climáticas; y las variaciones en el mercado internacional.

    Latest Posts

    spot_imgspot_img

    Vea también