test
4.8 C
Villa Ángela
lunes, 27 mayo, 2024
Más

    últimos

    Construcción: la paralización de algunas obras genera suspensiones y crece la incertidumbre

    Son alrededor de 10.000 los obreros que están en actividad en este momento. «El Chaco es hoy una de las provincias del país que más obras públicas tiene en ejecución «, resalta el líder sindical.

    El empleo de unos 10.000 obreros de la construcción es por estos días la preocupación central en el sector dadas algunas suspensiones que comenzaron a producirse en obras públicas en marcha que se paralizaron por atrasos en los pagos o en las redeterminaciones de precios, necesarias para actualizar los valores al mismo ritmo que la inflación.

    «Hay una paralización de obras que viene desde antes de la elección provincial, porque el gobierno está pagando los certificados pero no las redeterminaciones de precios. Por el nivel de inflación, con el pago de los certificados de obra no les alcanza a las empresas para costear materiales y la quincena a los trabajadores», explicó Ariel Ledesma, secretario general de la Uocra Chaco . .

    Al paralizarse una obra –precisó Ledesma- el primer paso es la suspensión de los obreros, y el siguiente es el despido. Hasta este momento, del total de unos 10.000 trabajadores en actividad en la construcción en el Chaco, las suspensiones abarcarían a unos 150.

    Pasar de la suspensión al despido, reveló Ledesma, dependerá del porcentaje de avance que tenga cada obra. «Nuestra preocupación es que estamos lejos de diciembre, cuando comienza el receso. Es necesario que podamos llegar a ese mes con este nivel de empleo, y de ahí empezar a trabajar para que en febrero se puedan reiniciar las obras con el nuevo gobierno. Hay que ver también qué idea tiene la nueva gestión sobre la continuidad de las obras», trazó.

    Como contraparte, destacó que la obra privada todavía sostiene un buen ritmo y nivel de empleos en la provincia. «Sabemos que cuando se detiene la obra pública, a los pocos meses hay impacto en la obra privada», alertó.

    Por estos días, las empresas están solicitando al gobierno de la provincia un cronograma de pagos, de forma de lograr una previsión para el trabajo de aquí a fin de año, que es cuando el sector de la construcción entra en receso.

    De eso dependerá un futuro encuentro entre todos los actores (gobierno, cámaras empresariales y representación de los trabajadores) para lograr más definiciones que lleven tranquilidad y previsibilidad.

    Problemas desde el 2022
    Ledesma recordó que los vaivenes en las obras públicas comenzaron en 2022, también alrededor del mes de septiembre, cuando las cámaras empresariales y los trabajadores advertían la situación de los pagos.

    «El Chaco es hoy una de las provincias del país que más obras en ejecución tiene. Hay muchas obras financiadas con recursos nacionales, de las cuales se hizo cargo el gobierno provincial para que pudieran continuar», resaltó. «En el contexto político, con la incertidumbre sobre lo que pasará hacia adelante, las empresas son muy cautelosas», marcó.

    Según el líder sindical, las que mayores atrasos en los pagos presentan son las obras con financiamiento nacional, mientras que aquellas que dependen del gobierno provincial «la mayoría están al día», aunque las redeterminaciones están pendientes. «Tienen cotizaciones a precios de finales del año pasado o de enero de este año, con una inflación en niveles superiores», explicó.

    Entre las obras con financiamiento nacional se cuentan los acueductos y algunas rutas nacionales, por ejemplo; mientras que las provinciales son aquellas de asfalto que se hacen a través de Vialidad Provincial, escuelas, espacios públicos, entre otras.

    Una obra que avanza a buen ritmo, y que tiene otro mecanismo de fondeo, es la torre de departamentos del programa Procrear en Juan B. Justo, entre Julio A. Acosta, Lisandro de la Torre y Arturo Illia. «Hoy trabajan unos 25 obreros, y se espera llegar a los 400 obreros», indicó Ledesma.

    Sobre el retiro de equipos y máquinas de los obradores
    Sobre algunas imágenes que se difundieron esta semana en distintos medios de la provincia y del país, con empresas llevándose maquinarias y otros elementos de los lugares donde se desarrollan las obras, Ariel Ledesma explicó que, ante la suspensión de los trabajos, lo hacen para resguardar equipos de alto valor.

    «A las empresas les cuesta mucho tener máquinas paradas. Tal vez las llevan para trabajar en otro lugar o bien las guardan en sus obradores», indicó.

    Faltan propuestas para la generación de empleo
    «No hay una propuesta clara con respecto al trabajo formal», advirtió Ariel Ledesma desde la representación gremial de los trabajadores de la construcción al referirse a las plataformas políticas de los candidatos presidenciales de la oposición. «Es lo único que pedimos y por lo que luchamos», sostuvo, marcando que desde la institución gremial definieron el apoyo al candidato del oficialismo Sergio Massa porque es quien «nos ayudará a salir delante de esta situación».

    Recordando la situación que vivió el sector de la construcción, en especial con la obra pública, Ledesma mencionó que en 2019 y como consecuencia de las políticas aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri, con el fallido sistema de Participación Público-Privada, en el Chaco sólo había en actividad 1500 obreros, tras un récord de 14.000 al finalizar el año 2015. Recién en 2022, la provincia logró recuperar lo perdido y alcanzó un nuevo récord de 15.000 trabajadores en actividad.

    Latest Posts

    spot_imgspot_img

    Vea también